Conferencia de Prensa: CÚlulas Madres
El 12 de octubre de 2005, el Servicio de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Parra realizó una conferencia de Prensa, con el fin de realizar la presentación de un nuevo emprendimiento a través de un convenio con BioProcrearte

Jueves 13 de Octubre de 2005
Importante emprendimiento del Servicio de Ginecología
En conferencia de prensa, profesionales del Servicio de Ginecología de Clínica Parra se refirieron al nuevo emprendimiento que pone a nuestra ciudad entre las tres que poseen esta alta tecnología. A través de un convenio con Bio procrearte, de Buenos Aires, en dicha clínica se podrán realizar extracciones de células madres provenientes de la sangre del cordón umbilicar, para realizar autoinjertos.
En conferencia de prensa, profesionales del Servicio de Ginecología de Clínica Parra se refirieron al nuevo emprendimiento que pone a nuestra ciudad entre las tres que poseen esta alta tecnología.

A través de un convenio con Bio procrearte, de Buenos Aires, en dicha clínica se podrán realizar extracciones de células madres provenientes de la sangre del cordón umbilicar, para realizar autoinjertos.

"Es la tecnología del futuro, un homenaje al Dr. Luis A. Parra que nos decía "piensa en el futuro, ahí vivirás toda tu vida", y un orgullo para nosotros.

¿Qué son?
El cordón umbilical es la estructura que conecta el bebé con la madre. En el momento del nacimiento habitualmente el cordón umbilical y la placenta son eliminadas. Desde hace unos años se conoce que este cordón lleva en su interior células progenitoras.

Se denomina células progenitoras, madres, stem o troncales a células con capacidad de dividirse manteniendo una población de células.

Las células de un embrión en sus primeros días son totipotenciales ya que son capaces de dar origen cada una de ellas a nuevos embriones. A medida que las células de un embrión se van diferenciando hacia los distintos tipos de tejido van perdiendo su capacidad de división.

En el adulto quedan muy pocos lugares con células progenitoras. Por esta razón cuando se lesiona un órgano este no suele regenerarse. Uno de los pocos lugares donde éstas quedan es en la médula ósea, ubicada en el centro de algunos huesos y que tienen células progenitoras de las células de la sangre y del sistema inmunológico. Esto es lo que permite que cuando se necesitan regenerar las células de la sangre porque éstas se hayan afectado por una enfermedad o por destrucción de las mismas pueda efectuarse un trasplante de médula ósea. Sin embargo no siempre es factible tener células para poder realizar este tipo de trasplante.


¿Para qué sirven?
Por suerte hoy contamos con un gran avance de la Ciencia Médica que es la posibilidad de criopreservar las células progenitoras que hay en el cordón umbilical. Pero esa oportunidad de guardar este seguro para el futuro se da en un único momento que es en el nacimiento.

Las células de la sangre de cordón fetal, son pluripotenciales primitivas, capaces de autorrenovarse como así también de madurar hacia cualquier linaje celular.

Almacenar la sangre del cordón es una oportunidad única para guardar células del bebé como un tipo de seguro biológico, ya que estas células progenitoras genéticamente únicas tienen aplicaciones actuales y otras potenciales a futuro.

Actualmente se pueden usar las células progenitoras de cordón para tratar ciertos tumores y enfermedades de la sangre que se pueden producir tanto en chicos como en adultos. De manera tal que si el bebé en quien hoy se criopreservan sus células de cordón, tiene en un futuro una afección que requiera un trasplante de medula ósea, pueda evitar esta situación al utilizar sus propias células progenitoras con un 100% de compatibilidad genética. Asimismo estas células pueden tener compatibilidad con familiares, razón por la cual pueden ser utilizadas por estos. La sangre de cordón umbilical es una fuente de células progenitoras para tratar las mismas enfermedades asociadas actualmente con los trasplantes de células madres de médula ósea.


Mirando al futuro
En un futuro, las células progenitoras podrían utilizarse en nuevas terapias como la reparación de daño cerebral y de médula espinal y tratamientos de enfermedades cardiovasculares o diabetes. Un gran número de científicos piensa que las células progenitoras podrán ser utilizadas algún día como repuesto de muchas regiones del cuerpo. Se podrá reemplazar el tejido dañado de numerosas enfermedades, especialmente de las cerebrales, como en la enfermedad de Alzheimer. Estas células genéricas se pueden manipular para que se desarrollen en los distintos tipos de tejido especializado que se desee.

Las células progenitoras de cordón umbilical son consideradas una de las terapias más prometedoras del futuro. Quienes criopreservan las células de cordón lo hacen para sentirse tranquilos, sabiendo que las mismas pueden tener usos actuales y futuros muy valiosos para su familia. El guardar la sangre de cordón umbilical aumenta las probabilidades de que si alguien en su familia requiere de un trasplante de células madres, pueda utilizar las células madres de un pariente cercano. Esto es importante ya que algunos estudios han revelado que los trasplantes de células madres de un pariente «relacionado» cercano, resultan en un índice del doble de supervivencia comparados con aquellos de donadores «no relacionados».

Por lo tanto hoy las parejas embarazadas pueden decidir por recolectar y almacenar las células progenitoras del cordón umbilical de su bebé para su posible uso en el futuro. Las células progenitoras de cordón umbilical pueden literalmente salvar la vida de su hijo u otro miembro de la familia.


La investigaciones
En la actualidad, el estudio de las células madres es una de las áreas más fascinantes de la Biología.

Investigaciones recientes acerca del comportamiento y funcionalidad de las células madres (stem cell o células troncales) permite comprender cómo se origina un organismo a partir de una única célula y cómo las células sanas reemplazan a las dañadas o enfermas en un individuo adulto. Estos importantes avances de la ciencia ha impulsado a los científicos a investigar la posibilidad de emplear terapias celulares para combatir ciertas enfermedades, lo que frecuentemente se menciona como “Medicina Regenerativa o Reparadora”.

Las células madres son aquellas células dotadas simultáneamente de la capacidad de auto-renovación (es decir producir más células madres) y de originar células hijas comprometidas en determinadas rutas de desarrollo, que se convertirán finalmente por diferenciación en tipos celulares especializados (neuronas, hepatocitos, células musculares cardíacas, células endoteliales, células pancreáticas, etc).

Las células madres ofrecen la posibilidad de contar con una fuente renovable de células para enfermedades cuyo origen fisiológico ha sido perfectamente definido, y que resultan devastadoras en nuestra sociedad, incluyendo Parkinson, Alzheimer, diabetes, enfermedades cardíacas, lesiones de médula espinal, artritis reumatoide, fallo hepático, etc, mediante la producción de células sanas en el laboratorio y su posterior reemplazo en pacientes con enfermedades crónicas.

En el contexto actual de la investigación, se pretende obtener células madres que se mantengan como tales en cultivo en el laboratorio, y que bajo determinados estímulos puedan conducir a poblaciones de células diferenciadas y especializadas.

En un futuro, se pretende regenerar diferentes tejidos a partir de células madres autólogas (propias), para uso propio con el objetivo de reemplazar tejidos dañados o enfermos, lo que se conoce como “Ingeniería de Tejidos”.

Las células de la sangre de cordón umbilical se obtienen luego del alumbramiento, el procedimiento de extracción es seguro y no provoca daños al recién nacido. Este material que habitualmente es desechado, una vez colectado, puede ser procesado en el laboratorio bajo estrictas normas de calidad y criopreservado en nitrógeno líquido para su posterior almacenamiento.

Se ha demostrado que las células de la sangre de cordón umbilical contienen células madres hematopoyéticas, es decir, células con capacidad de regenerar los componentes de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) y el sistema inmunológico así como también diferenciarse hacia los componentes de otros tejidos, órganos y vasos sanguíneos. Desde hace más de 15 años se han estado empleando dichas células para realizar el llamado Trasplante de Médula Ósea, procedimiento que se denomina como tal, debido a que la médula ósea fue la primera fuente de células empleada. Con el Trasplante de las células provenientes de la sangre de cordón umbilical se ha realizado el tratamiento y conseguido la curación de muchas enfermedades tales como Leucemias Agudas, Leucemia Mieloide Crónica, Déficit Inmunológicos Severos, Talasemias, Linfomas, Mielomas y otras enfermedades oncohematológicas.

Predecir con certeza las aplicaciones futuras de las células madres es imposible, particularmente si tenemos en cuenta el estadio inicial en el que se encuentra el estudio de la biología de las mismas.


El Procedimiento
El almacenamiento de la sangre de cordón umbilical es una oportunidad de guardar células madres de la sangre de cordón de su bebé como seguro biológico, ya que estas células genéticamente únicas, tienen aplicaciones actuales y otras potenciales en procedimientos terapéuticos médicos. Esta sangre sólo puede colectarse en el momento del nacimiento, indistintamente si el parto se produce por vía vaginal o mediante cesárea.

La sangre contenida en el cordón umbilical y la placenta, luego de producido el alumbramiento, es colectada a través de un circuito cerrado (estéril), en una bolsa. El procedimiento no dura más de 15 minutos. Posteriormente, la unidad de sangre es transportada al Laboratorio de Procesamiento en donde es criopreservada bajo estrictas normas de calidad y almacenada en nitrógeno líquido a -196º C, para su empleo en el futuro. El procedimiento de colecta es indoloro y seguro para la mamá y su bebé y no interfiere con el protocolo establecido para el parto.


Costos
La pareja podrá decidir por cuánto tiempo guardará las células madres.
Por ahora, el costo es de 80 dólares anuales, pero se espera que en el futuro los mismos se abaraten.


Más Proyectos
La Clínica Parra espera seguir aportando tecnología de avanzada, haciendo de la ciudad un lugar como pocos en el país.
Con tal fin, antes de fin de año proyecta incorporar Medicina reproductiva, con lo que aportaría nuevos avances a su servicio.

Jueves 13 de Octubre de 2005
Lanzamiento de Emprendimiento con Células Madres
Se realizó ayer el lanzamiento del emprendimiento dedicado al almacenamiento de células progenitoras -células madres-, en el Parra Hotel & Suites. La Clínica Parra es la única en Rafaela que ofrecerá la posibilidad de guardar estas células a través de un convenio con Bioprocrearte.
Los detalles fueron brindados por los doctores Leonardo Parra, Juan Carlos Allochis, Julio Epelbaum, Luis Cavalié, Mario Kurganoff y Eduardo Montú.

Se trata del almacenamiento de células madres presentes en el cordón umbilical y la placenta que ofrecen la posibilidad de originar células hijas que podrían llegar a utilizarse para el tratamiento de enfermeda- des que podrían presentarse en el futuro tales como leucemia, linfomas, lesiones en la médula, entre otras.

En la práctica es un autoinjerto de células que se cultivan en la médula ósea. Dichas células se recolectan únicamente durante la cesárea-parto luego de desprenderse la placenta y se conservarán en un banco.

Destacaron que Rafaela es pionera al ser parte de Bioprocrearte, que tiene un banco de células. El costo es de 80 dólares.

Como sucede en los trasplantes, en este caso también dependerá la compatibilidad de células en caso de usarse la de un hijo para otro hijo.

En los próximos años la medicina hará grandes avances en el conocimiento de las células progenitoras y en la ingeniería de tejidos, lo que permitirá el tratamiento de muchas enfermedades. Procrearte ha constituido Bioprocrearte, pensando en el futuro.

Esta nueva iniciativa se dedicará, en una primera etapa, al almacenamiento de las células progenitoras -principalmente de sangre de cordón umbilical- empleadas actualmente en el tratamiento concreto de ciertas afecciones de la sangre a través del trasplante.

Finalmente, los profesionales señalaron que próximamente se viene a Rafaela lo que se llama "medicina reproductiva", cuyas técnicas son más complejas.
Desarrollado por SHAJAF