Qué es la Osteoporosis
Nota de la Dra. Silvia Carelli
La osteoporosis ya forma parte del lenguaje familiar de las mujeres, pero no todas saben bien que significa, aunque si conocen que es una enfermedad típica de la menopausia. La osteoporosis es un trastorno del metabolismo óseo, que produce una disminución de la masa ósea. Significa que el hueso se vuelve "poroso", pierde tejido como consecuencia del déficit de estrógenos de la menopausia.

En esta etapa la mujer empieza a perder hueso, pero ello es normal si no excede el 1% por año. Cuando se supera esta cifra ya se habla de una pérdida acelerada de los huesos. Estos se vuelven delgados, frágiles y pueden fracturarse fácilmente. Los lugares mas comunes donde ocurren las fracturas son: cadera, muñeca y columna vertebral.

En los primeros años de menopausia se produce la pérdida mas rápida de masa ósea, pero las consecuencias mas graves, como las fracturas, recién ocurren mucho después, a veces hasta 15 ó 20 años mas tarde. Algunas de ellas pasan desapercibidas, como las de las vértebras y solo se manifiestan porque disminuye la estatura, la espalda se encorva, y aparecen dolores. Por ello decimos que es una enfermedad crónica, progresiva y silenciosa.

Si bien esta enfermedad es una realidad, afortunadamente no todas las mujeres la padecen. Hay importantes factores de riesgo que pueden predisponer a un mujer a sufrirla:

* Déficit de estrógenos (menopausia)

* Baja ingesta de calcio en la dieta

* Herencia familiar, piel blanca y fina, contextura física pequeña

* Talla baja, sedentarismo (escasa actividad física)

* Obesidad

* Abuso de alcohol, tabaco y café

* Tratamientos largos con corticoides

Por todo lo anteriormente mencionado, es importante saber que podemos prevenir esta enfermedad:

* Desde edades tempranas de la vida, niñez y juventud, promoviendo la ingesta de calcio y vitamina D, en los alimentos

* Realizando actividad física que moviliza los músculos y estimula la formación ósea

* Después de los 35 años, un complemento de calcio puede reducir la pérdida de masa ósea, o sea mantener una dieta rica en calcio (leche, yogures, quesos, brócolis, achicoria, sardinas, bacalao, etc.)

* Evitar hábitos nocivos como tabaco y alcohol

* Realizar un tratamiento de reemplazo hormonal (siempre indicado por el médico)

El diagnóstico es fundamental hacerlo antes de llegar a niveles de fractura y puede hacerse a través de la clínica, las imágenes como la densitometría ósea y la radiología, y los análisis de laboratorio.

Entonces debemos prepararnos para llegar a la menopausia con nuestros huesos bien fuertes y esto lo podemos lograr siguiendo los consejos de una buena alimentación y actividad física, y si tenemos algunos síntomas o ya padecemos la enfermedad tampoco debemos asustarnos, sino consultar a nuestro médico quien nos indicará la conducta a seguir, ya que siempre estamos a tiempo de detener su avance.
Desarrollado por SHAJAF